Ir al contenido

Gestión cinegética en cotos

En la zona de ASPER hay tierras de cultivo y dehesas. En su gestión se tiene presente la repercusión de todas las decisiones y actividades sobre las poblaciones cinegéticas y en especial sobre la perdiz.

Las actividades de gestión:

  • De infraestructura
  • De mejora y mantenimiento del hábitat
  • Control de depredadores
  • Interrelacionadas con las demás actividades de la explotación
  • Control sanitario

Gestión de la infraestructura.

El aguadero. Gran parte de los terrenos pertenecientes a ASPER, tienen corrientes naturales de agua, pero siempre es necesario el establecimiento de aguaderos, en la época de estiaje donde las altas temperaturas hacen que las perdices acudan a beber tanto por la mañana como por la tarde. El mantenimiento higiénico de estos aguaderos es fundamental ya que se puede convertir en la más importante y rápida vía de contagio de posibles enfermedades que pudieran aparecer.

Comederos. Las actividades agrícolas, de siembra de cereal y oleaginosas, fundamentalmente trigo y girasol, aportan en la mayoría de los casos el suficiente aporte alimentario que complementan según la época del año con hierba, insectos, etc.. Pero igualmente es en muchas ocasiones necesario el establecimiento de comederos que además de aportar la necesaria alimentación en épocas de precosecha, sirve también para localizar las poblaciones en las zonas de mayor interés dentro de cada acotado. Este aporte alimentario, supone muchas veces, un elevado coste para los acotados, pues hay que tener en cuenta además, que el pienso facilitado no solo es aprovechado por las perdices sino por todas las especies cinegéticas presentes, especialmente conejos y liebres, superabundantes en la zona ASPER y por insectos oportunistas como las hormigas que hacen un gran acopio de grano de cereal durante el verano.

A veces es conveniente el establecimiento de bidones llenos de trigo y colocados a 20/25 cms. Del suelo y a los que se les efectúan unas ranuras laterales, para que las perdices puedan extraer el grano con su pico, impidiendo el acceso de otras especies oportunistas.

La mejora del habitat.

Refugios. En ocasiones las actividades agropecuarias, entran en conflicto con la gestión cinegética, por lo que es conveniente sopesar las decisiones, y tener presente que una buena gestión cinegética es a veces muy costosa para el conjunto de la explotación Así pues, para conservar una buena población de perdiz, es fundamental mantener con la suficiente vegetación durante todo el año, gavias, linderos y setos, que proporcionan el necesario refugio contra depredadores y con espacio idóneo para la nidificación.

Zonas adehesadas. Igualmente, en las zonas adehesadas, es muy conveniente el cultivo de alguna parcela, aunque sea pequeña (1 o 2 has.), pues no podemos olvidar que la combinación de cultivos, linderos, zonas adehesadas, arboleda natural etc… constituyen el hábitat ideal para nuestra perdiz roja.

Aclareo. Del mismo modo, cuando el matorral es demasiado espeso, también es necesario llevar a cabo el acuerdo con el correspondiente Plan Forestal aprobado, un aclareo que constituya un hábitat más adecuado.

Control de predadores.

 Es necesario incluir en cada Plan Técnico de cada coto, todos los medios legales de control de predadores, muy abundantes en toda la zona ASPER y que merman en gran medida nuestra población de perdiz roja.

 Hay que tener en cuenta, la frecuente presencia en nuestro acotados, de especies protegidas de gran interés como el águila perdicera y el águila imperial, colaborando todos los asociados con las autoridades de Medio Ambiente, en el establecimiento de estas especies tan importantes en nuestra fauna.

 Sin embargo, hay que seguir luchando por incluir el meloncillo entre las especies a controlar, que todavía se encuentra protegido, y constituye una auténtica plaga en nuestra zona, y ataca fuertemente a la población de perdiz y conejo, especialmente en la época de cría, cuando son más vulnerables y el daño es mayor.

Interrelación con otras actividades.

 Las actividades agrícolas y ganaderas que se llevan a cabo en los terrenos de la zona ASPER, hacen que se tengan que observar una seria de prácticas agrícolas recomendables y que los titulares de los cotos, cumplen escrupulosamente tratando de favorecer la población de la perdiz roja.

Prácticas favorables

  • No cosechar durante la época de nidificación, ya que a veces el retraso de 3 o 4 días en la recolección puede ser determinante, evitando la desaparición de numerosas nidadas o polladas recién nacidas. Y más importante todavía, no cosechar de noche, donde el daño puede ser aún mayor.
  • No eliminar la vegetación de linderos y gavias, que si bien constituye una práctica favorable para la agricultura, supone una importante mejora del hábitat adecuado par la perdiz.
  • Mantener los rastrojos durante el verano con un corte alto.
  • No apurar terrenos de pastos y dehesas con el aprovechamiento ganadero.
  • No utilizar pesticidas o funguicidas que puedan incluir componentes tóxicos.

Control Sanitario.

 Como toda  población viva, las perdices pueden sufrir enfermedades que merman sus fuerzas para la reproducción, para luchar contra los depredadores que les atacan y llegan a ser incluso enfermedades contagiosas que causen bajas directamente.

 En el medio natural y donde hay alimentos y agua suficiente, de fácil acceso para las perdices, es difícil suministrar los productos que procedan. Pero en todo caso, siempre es muy importante, y así ASPER lo viene haciendo, analizar cualquier ejemplar que se advierta anormal y detectar las causas de su situación, procediendo a tomar las medidas oportunas.

 Es obvio decir, que es fundamental no hacer ningún tipo de introducción ni traslocación de ninguna especie en estos terrenos, ya que podría originar nuevos agentes que podrían atacar la salud de la población de la perdiz.

 Es igualmente importante, la toma de análisis de gérmenes nocivos en el medio ambiente, mediante las placas que se toman al efecto y que posteriormente se envían al laboratorio para saber con qué problemas nos podemos encontrar.